Feb 27, 2009

img111/6379/pierreklossowskije7.jpg

Tenemos aquí un libro que dará cuenta de una rara ignorancia: ¿cómo ceñirse a hablar del “pensamiento de Nietzsche” sin señalar en ningún momento lo que ha sido dicho al respecto? Existe el riesgo de volver sobre pistas ya seguidas en más de una ocasión, sobre huellas tantas veces indicadas –plantear imprudentemente cuestiones superadas– y así dar muestras de negligencia, de una falta total de escrúpulos en relación con las minuciosas exégesis emprendidas hasta hoy, para interpretar las mismas señales como destellos de calor que un destino sigue arrojando sobre el horizonte de nuestro siglo. ¿Cuál es entonces nuestro propósito, si es que tenemos uno? Hagamos de cuenta que se trata de un falso estudio. Al leer a Nietzsche en el texto, al escucharlo hablar para “nosotros mismos” quizá lleguemos a oír el murmullo, la respiración, los estallidos de cólera y de risa de la prosa más insinuante que haya dado la lengua alemana, y también la más irritante. La palabra de Nietzsche adquiere, para quien sabe escucharla, una virtud más contundente todavía, en la medida en que la historia contemporánea, los acontecimientos, el universo comienzan a responder de manera más o menos difusa a las cuestiones planteadas por él hace ochenta años. Intentaremos comprender la forma en que Nietzsche interrogaba el devenir próximo o lejano que hoy es nuestra actualidad cotidiana –que él previó convulsiva, hasta el punto de caricaturizar su pensamiento con nuestras mismas convulsiones–; en qué sentido su interrogación describe lo que vivimos actualmente.

Download here (clipped on Ensaius)

Post a Comment:

Designed By Blogger Templates | Templatelib & Distributed By Blogspot Templates